una persona muere

una persona muere_correydile_ph vaca braylan (14) baja

 

Teatro: El Método Kairos – El Salvador 4350-

Funciones: Sábados 21:00 hs

Entrada: $120 a $150

Dirección: Francisco Prim Dramaturgia: Claudio Mattos Puesta de luces: Ricardo Sica Espacio escénico y diseño de vestuario: René Diviú Luces: Caio Senicato Sonido: Paloma Zaremba Fotografia: Melina Franco, Marina Etcheto Vestuario: Maricel Ponte Asistencia de Escenografia: Lara Diaz Fresno Producción Ejecutiva: Francisco Prim Actuan: Nicolás Martuccio, Romina Brocio, Carla pezé di Carlo, Flor Chmelik Martinec, Sebastián Chapy Prensa: Correydile

Tres hermanos conviven en una atmósfera paranoide producto del éxito de un alfajor y la falta de contacto con el mundo exterior desde hace un tiempo. Un día reciben la visita de Marcelo, festejante de una de las hermanas y todo cambia… También  aparece un personaje misterioso que nos mantendrá en vilo la mayoría del relato. “Una persona Muere” es el título de una novela que se está escribiendo a medida que avanza la acción.

Francisco Prim debuta con esta pieza por demás experimental, que llego para ocupar ese espacio vacante en la cartelera porteña. El elenco está formado por actores provenientes de talleres de teatro. Este no es un dato menor, ya que le quita dureza al texto y aligera la acción.

una persona muere_correydile_ph vaca braylan (15) baja

La sensación desde un principio es extraña, el elenco pareciese  que quiere  jugar con el público: lo incomoda  y lo saca de su quietud para movilizarlo un poco desde diferentes lugares. El vestuario, al que definiré: trágico broderie, en negro sobre blanco, juega con  los sentidos acentuando la convivencia de dos mundos: el real y el ficticio. El que se ve y el que no, pero que aparece por momentos.

upm-H1024

Nicolás – N Martuccio- interpreta al personaje más explosivo, la cara visible del exitoso alfajor. Convence a su hermana Celestina- quien escribe una novela ¿ o esta pieza?- que Marcelo, el amigo de Ana- la hermana mayor- quiere separarlos. La paranoia y violencia se apoderan por momentos de la escena. La incertidumbre viene de la mano de Federica-F Chmelik Martinec-  quien comienza con una representación un tanto naif para luego entrar en calor y dar un giro al relato… Más no se puede contar: hay que experimentarla.

catarsis textual puntuacioncatarsis textual puntuacioncatarsis textual puntuacion

Julia Panigazzi

jpanigazzi@catarsistextual.com.ar

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *