Demasiado cortas las piernas.

dclp

Teatro: Timbre 4 – México 3554
Funciones: Marzo: viernes 20.30 hs Abril: jueves 21.00 hs
Entrada: $120

Dramaturgia: Katja Brunner Traducción: Carla Imbrogno Dirección: Diego Faturos Escenografia: Eli Etovich, Maria Emilia Marozzi Video:Felipe Garrido Animación: Javier Timossi Ilustrador: Augusto Consthanzo Diseño gráfico: Julieta García Zacarías Asistencia de dirección: Marcelo De León  Producción: Rocio Perez Silva Elenco: Cinthia Guerra, Julián Krakov, Matias Labadens, Francisco Lumerman, Lala Mendia, Javier Rodríguez Cano, Julieta Vallina Prensa: Marisol cambre

amor siniestro

Diego Faturos realiza una adaptación arriesgada, cautivadora y desafiante, por demás apropiada para el controversial texto de Katja Brunner, esta jovencísima escritora ganadora del premio más importante de la dramaturgia alemana. El libre albedrio que destilan sus palabras pone en un aprieto a cualquier director que lo tome, ya que propone una pieza que podría ser interpretada como un monologo o por quince personajes en malla… ósea: como quieras… pero ojo! No es cualquier cosa, es una historia de amor fragmentada entre un padre y una hija, un caso de incesto para la mayoría, pero una historia de amor, de amor atroz, para la protagonista. La niña/mujer, encarnada exquisitamente por Julieta Vallina, nos conducirá a través de un “zoológico de caricias” en el cual se vio envuelta desde muy temprana edad, en manos de su padre.

El relato comenzará en un consultorio médico representado a través de una serie de imágenes, mientras una voz en off se muestra sumamente preocupada por sus cuerdas vocales, las cuales no logra encontrar. La pieza se va partiendo a medida que avanza, cinco personajes se encargan de intervenir “el caso”, con hipótesis, pensamientos, sentencias y –aunque parezca imposible- un poco de humor.

La madre se desdibuja, si bien es consciente de la relación entre su marido y su hija, toma la decisión de no ver lo que tan claramente se le presenta una tarde ante sus ojos. El padre es tácito, pero podemos verlo a través de los parlamentos muy bien trabajados (y de una traducción impecable producto de Carla Imbrogno: que no permite que nada haga ruido) por Vallina, quien se permite jugar con el texto, arriesgando un cambio de matices a lo largo del relato, que no cualquier actriz podría llevar adelante.

Demasiado Cortas las Piernas interpela al público, lo incomoda, lo invita a re pensar sobre un tema que se aborda siempre desde una misma perspectiva y siempre arroja las mismas reflexiones. Los cuentos infantiles, relatados desde la voz maternal, sumado al soporte audiovisual que nos muestra una princesa, un rey y una reina, no hacen más que provocar: retarnos a re armar este caso o esta historia de amor atroz.

 

catarsis textual puntuacion catarsis textual puntuacion catarsis textual puntuacion catarsis textual puntuacion catarsis textual puntuacion
JULIA PANIGAZZI
jpanigazzi@catarsistextual.com.ar

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *